EL LENGUAJE ORAL A TRAVÉS DEL CUENTO
El lenguaje oral a través del cuento; tan antiguo como la humanidad misma, ahora encuentra un lugar en las aulas de la educación preescolar, son historias casi olvidadas, andan de región en región por medio del cuento, voz, palabra y gesto; colman hoy varios espacios citadinos, donde la imaginación y el humor se convierten en un pretexto para reflexionar y comprender quiénes somos y de dónde venimos.
Desde épocas remotas en que el hombre comenzó a comunicarse a través del habla, la oralidad ha sido fuente de trasmisión de conocimientos, y es el medio de comunicación. Esta forma de transmisión suele distorsionar los hechos con el paso de los años, por lo que estos relatos sufren variaciones en las maneras de contarse, perdiendo a veces su sentido inicial.
La tradición oral ha sido fuente de gran información para el conocimiento de la historia y costumbres de gran valor frente a los que han defendido la historiografía, como único método fiable de conocimiento de la Historia y de la vida.
El cuento es una narración breve en la que el narrador; relata unos hechos en los que intervienen uno o varios personajes; los hechos o acciones suceden en un tiempo y en un lugar determinado. El cuento consta de tres momentos:
1. Inicio: es el principio del cuento; en él se presentan los personajes, se menciona cuándo y dónde suceden los hechos y se despierta el interés del niño.
2. Desarrollo: se forma con todos los acontecimientos y aventuras en los que participan los personajes; relata los hechos, accidentes y peripecias de gran interés.
3. Desenlace: el final del cuento es el momento esperado, donde se da solución o aclaración de los hechos.
Los beneficios de los cuentos, son innumerables y están más que comprobados, favorecen sin lugar a duda la adquisición y el desarrollo del lenguaje, despiertan curiosidad por el aprendizaje de situaciones nuevas, despiertan imaginación, liberan ansiedad y mejora afectividad. Se puede proporcionar elementos valiosos a los niños; tales enseñanzas les permitirá luchar contra las serias dificultades de la vida, las cuales forman parte intrínseca de la existencia humana.
El lenguaje oral, en la etapa preescolar es la forma de entretener, ilusionar, ayudar a los niños a comprender al mundo que los rodea; despierta los sentimientos, facilita la comunicación y la expresión. Es el lenguaje que los niños de todas las edades entienden y disfrutan.
Actualmente en el estudio del desarrollo de competencias, la lectura tiene la importancia de potenciar el aprendizaje del niño por medio de la narración del cuento, como forma de impulsar la socialización, así como la evolución del lenguaje. El cuento como herramienta, permite al niño organizar sus ideas y transmitirlas, para tal fin se utilizan las funciones cognitivas, como la atención y la memoria.
La enseñanza del lenguaje ha constituido en todos los tiempos el eje central de la educación escolar; el lenguaje constituye el modo esencial de expresión y de comunicación del niño. El lenguaje está unido al desarrollo intelectual de éste en forma tal que no hay pensamiento sin palabras; tiene dos funciones esenciales son la autoexpresión y la comunicación con los demás, es decir una función individual y una función social, ambas han de cultivarse en la escuela, de modo que el niño exprese claramente sus ideas y sentimientos y que pueda entender a los demás.
Cuando el niño llega al preescolar viene con el lenguaje ya formado en sus elementos esenciales; ha aprendido a hablar con su madre, con sus hermanos y con sus amigos. “La madre desempeña un papel esencial”, como lo reconoció Pestalozzi[[#_ftn1|[1]]] . La escuela tiene que partir de este lenguaje, ampliarlo y corregirlo; ha de hacer que el niño hable en todos la ocasiones posibles, una función esencial es la pronunciación, que ha de cuidarse en su composición y estructura; todo esto ha de hacerse naturalmente teniendo en cuenta el desarrollo mental del niño en forma motivada.
El lenguaje se compone de diversos aspectos, cada uno relacionado con la elaboración de reglas relativas a un área diferente de la creación del lenguaje. Los aspectos fonológicos del lenguaje se relacionan con la producción de sonido permite al niño pronunciar, unir enfatizar en forma adecuada el sistema sonoro de la lengua.
Los aspectos sintácticos del lenguaje se relacionan con las reglas mediante las palabras se unen para formar oraciones.
Los aspectos semánticos del lenguaje se refieren a la selección de palabras que trasmiten en forma apropiada el significado intencionado.

BIBLIOGRAFÍA.
Santrock. John W. Psicología de la Educación, Edit. Mc. Granw Hill, 2003.

Coll, Cesar, Palacios, Jesús, Marchesi, Álvaro, Desarrollo psicológico y Educación, II Psicología de la Educación, Edit. Alianza Editorial, S.A. Madrid, l999.

Hermoso Estébanez Paciano, Teoría de la educación, Edit. Trillas.

Ribes, Iñesta Emilio, Psicología del aprendizaje, Edit El manual Moderno, Mex- Bogotá.

Meece Judith L. Desarrollo del niño y del adolescente para Educadores. Edit. MC. Granw Hill, 2003.



.








[[#_ftnref1|[1]]] Pestalozzi: Su método está basado en la intuición. Fue el primer pedagogo que trató de entender la educación como un proceso de autoformación; todo saber surge de la íntima experiencia del individuo.